Proteger a las plantas manufactureras de los hackers

Ben Stanley, quien lidera la investigación en materia automotriz para el IBM Institute for Business Value, señala que la amenaza de la piratería informática ha estado presentándose desde que la industria empezó a hacer plantas “más inteligentes”, empleando máquinas que funcionan a partir de software descargado.

Mientras la industria automotriz se apresura para estar más conectada en el lado manufacturero, un estudio demuestra que las compañías no están haciendo lo suficiente para proteger a sus plantas de los hackers.

Un estudio del IBM Institute for Business Value examinó la seguridad de las tecnologías del Internet de las Cosas, es decir, cuando las herramientas a lo largo de la planta se conectan a internet, proporcionando datos de manera similar a como lo hacen los Fitbits para la gente. La investigación reveló que 87 por ciento de las empresas automotrices encuestadas están usando estas tecnologías sin evaluar completamente los riesgos o sin prepararse para responder eficazmente, con lo cual sus instalaciones se vuelven vulnerables a los ciberataques.

Shift conversó con Ben Stanley, quien lidera la investigación en materia automotriz para el IBM Institute for Business Value, además de ser uno de los autores del estudio, para analizar la amenaza de la piratería informática y la forma como las organizaciones pueden protegerse a sí mismas y a sus clientes.

P: ¿Desde cuándo los ciberataques han sido un problema potencial para la industria automotriz?

R: El problema ha estado presentándose desde que la industria empezó a hacer plantas “más inteligentes”, empleando máquinas que funcionan a partir de software descargado. No sólo las máquinas que hacen los vehículos son susceptibles de hackeo. Lo mismo se aplica para los sensores de visión y sonido que se usan para inspeccionar partes y detectar si una máquina está operando correctamente.

¿Cuáles son algunos de los problemas potenciales que pueden surgir con un ciberataque?

Hay algunos problemas muy significativos que se deben considerar. Más allá del cierre de la planta, las máquinas pueden dejar de funcionar. Las empresas automotrices utilizan grandes máquinas de estampado de metales y robótica. Si esas máquinas no están operando correctamente, un trabajador puede lesionarse u ocurrirle algo peor.

Asimismo, alguien puede acceder ilegalmente a las máquinas que manejan los desechos en la planta, los cuales pueden esparcirse por el sistema de agua.

¿De qué manera pueden las empresas protegerse de los hackers?

Necesitan encontrar a personas con las habilidades adecuadas, que sean capaces de realizar este tipo de trabajo. Y las compañía automotrices están empezando a buscar a esas personas fuera de la industria.

La responsabilidad es también un aspecto importante. Las empresas necesitan decidir quién estará a cargo de la seguridad. ¿El chico de TI? ¿El director general de seguridad? Alguien tiene que hacerse responsable y rendir cuentas.

Es necesario comenzar a considerar la ciberseguridad en las plantas con mayor seriedad. Las empresas se están apresurando para incorporar estos dispositivos y sensores porque tales herramientas pueden traducirse en mucha mayor funcionalidad y eficiencia para la planta. Pero han dejado de dar esos pasos extra para decir: “Muy bien, pero es realmente necesario que aseguremos estos dispositivos”.

Requieren finalizar el trabajo y ser capaces de analizar el riesgo, así como introducir las aplicaciones que puedan responder a las amenazas y tomar la delantera lidiando de manera proactiva con los problemas antes de que la situación pase a mayores.


Boletines Electrónicos
  • Boletines generales
  • (Días de la semana)
  • (Lunes)
  • (según sea necesario)
  • Puede darse de baja en cualquier momento a través de enlaces en estos correos electrónicos. Para más información, vea nuestro Política de Privacidad.